Publicado el: 17/01/2020 Categorías : Noticias

Expertos insisten: El vapeo es una excelente medida para dejar de fumar.

La periodista Silvia Taulés ha presentado el libro “Vapeo. Más ventajas que inconvenientes” en el que recoge las últimas investigaciones científicas relacionadas con el uso del cigarrillo electrónico.

Desde que en 2013 los dispositivos de liberación de nicotina, conocidos como cigarrillos electrónicos o vaporizadores, comenzaran a popularizarse, la idoneidad de este producto para abandonar el hábito tabáquico y desbancar al cigarrillo tradicional siempre se ha situado en el centro del debate.

En este sentido, la periodista Silvia Taulés acaba de presentar el libro “Vapeo. Más ventajas que inconvenientes”, con el prólogo del doctor Fernando Fernández Bueno, cirujano oncológico del Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla.

Tras su primer trabajo publicado en 2012, la autora ha apostado por esta segunda edición en la que incorpora las últimas investigaciones científicas relacionadas con el vapeo, así como las opiniones de diferentes médicos, como el doctor Josep María Ramon, jefe del servicio de Medicina Preventiva del Hospital de Bellvitge de Barcelona.

La campaña de Sanidad en la que se equipara tabaco y cigarrillos electrónicos "es errónea"

Se trata de un libro que pretende despejar las múltiples dudas que se presentan a la hora de apostar por el cigarrillo electrónico a la hora de dejar de fumar o reducir el consumo de tabaco. Y es que, tal y como ha asegurado el doctor Fernández Bueno, “la nicotina no mata, lo que mata son los carcinomas del tabaco, por eso los cigarrillos electrónicos son una opción excelente para dejar de fumar”.

De igual modo, el doctor Ramon explica en el libro que recomienda a los pacientes que no han logrado dejar de fumar por otros métodos que recurran al vapeo y, lamenta que España sea el país de la Unión Europea más beligerante contra estos dispositivos.

En este sentido, Fernández Bueno considera que la campaña del Ministerio de Sanidad en la que equipara tabaco y cigarrillos electrónicos “es errónea”, ya que no se pueden equiparar fumar y vapear.

Fuente: Consalud.es